13 causas que impiden aumentar masa muscular

artículosTrucos y Consejos

Si a pesar de todo el esfuerzo que pones en el entrenamiento, te ves igual que el año pasado, aquí encontrarás 13 causas que impiden aumentar masa muscular

Cuando entrenas de forma natural (sin usar esteroides) la mayoría de la gente tiene problemas para aumentar de forma notable su masa muscular. Existen personas que con un poco de entrenamiento se ponen realmente bien, pero también hay otras y son la mayoría, que les cuesta verse con el aspecto de un levantador.

Hoy vamos a ver 13 causas que podrían estar impidiendo que ganes masa muscular y verte como deseas sin recurrir a ayudas químicas.

1 No progresar en el entrenamiento: Uno de los principales motivos que te impide obtener ganancias de músculo sólido es no estar progresando en el gym o en tu entrenamiento.
Muchos se quejan de que no obtienen una buena cantidad de músculo pero hace meses que siguen moviendo los mismos pesos.
Sino hay una sobrecarga progresiva no le das al cuerpo un motivo o razón para crecer.
Cuando vamos sobrecargando nuestros músculos con más peso de forma progresiva, no solo que nos vamos poniendo cada vez más fuertes sino que irremediablemente comenzamos a crecer muscularmente.
Uno de los secretos más importantes para obtener nueva masa muscular es desafiar a los músculos imponiéndoles mayores cargas, aunque sean mínimas, pero con el tiempo esas ganancias se van acumulando.

2 Mala elección de los ejercicios: Si tu objetivo es la masa muscular dale prioridad a los ejercicios más redituables y si vemos el punto número 1 que habla de progresar en las cargas tenemos que abocarnos a los ejercicios que más pueden hacer por nosotros en cuanto a levantar más pesado y darnos posibilidad de crecer, los ejercicios básicos, los clásicos de toda la vida, aquellos que trabajan mucha masa muscular en pocos movimientos como la sentadilla, peso muerto, press de banca, fondos, dominadas, remos, press militar, curl con barra, press cerrado.
Por supuesto que también están los ejercicios de aislamiento y tienen su lugar en cualquier programa exitoso, pero solo tendrían que ser un 20% del total de tu rutina, un buen entrenamiento como base debe tener al menos un 80% de ejercicios básicos y multiarticulares y el resto de aislamiento.

3 Usar rangos equivocados de repeticiones: Vuelvo al inicio, si eres un atleta natural y tienes problemas para aumentar la masa muscular deberías moverte entre 5 y 10 repeticiones, olvídate lo que dicen las revistas sobre rangos altos que usan los campeones del fisicoculturismo que al estar asistidos por química les viene de maravilla las altas repeticiones, pero en el pasado cuando no existían los esteroides o no tenían la fama de hoy en día los atletas solían entrenar más pesado con repeticiones que oscilaban entre 5 a 8 o 10 repeticiones y crecieron y se pusieron grandes.
Hoy se ha vuelto un poco a las raíces y es un gran desafío ponerse grande y fuerte siendo natural, es una sensación espectacular ver aunque sea un aumento de unos kilos de músculo conseguidos con esfuerzo e inteligencia.

4 No comer adecuadamente: Si te está costando ganar peso muscular una razón puede ser que estás alimentándote mal, tal vez estás comiendo muy sano pero tus calorías no son suficientes para entrar en balance positivo.
O tu dieta es alta en proteínas pero baja en carbohidratos , o quizás te falte grasa saludable que es muy importante para la hormona masculina testosterona y gran responsable del crecimiento y la fuerza muscular.
Todos estos factores pueden estar interfiriendo con tu desarrollo. Para más información lee estos artículos.
Dieta para aumentar masa muscular
Proteínas para máximos resultados
Batidos de proteínas caseros

5 Descanso insuficiente: Todos sabemos que el proceso de crecimiento y restauración muscular sucede con el descanso, el entrenamiento estimula el músculo y con la dieta y el buen descanso se repara y establece el nuevo tejido muscular.
Muchos con el afán de obtener resultados de manera rápida creen que hay que entrenar todos los días y ese es un gran error, cuando necesitamos aumentar de peso muscular debemos entrenar intensamente pero dando lugar al descanso, sino no ocurrirá el crecimiento.
Las rutinas divididas que tocan un músculo o dos por día no son una buena elección ya que al entrenar todos los días no damos tiempo al cuerpo a recuperarse bien, salvo para aquellos atletas que están asistidos por esteroides o gente con una gran genética.
La mayoría de los casos de atletas naturales que entrenan todos los días consiguen una gran marcación en sus músculos pero es muy difícil obtener tamaño con este enfoque.
Lo ideal sería entrenar de 3 a 4 días por semana y descansar los días restantes. EL sueño es un factor determinante, dormir entre 8 o 9 horas cada noche es esencial para que nuestras hormonas hagan su trabajo y podamos crecer y recuperarnos.

6 Seguir rutinas inadecuadas: Lo más sensato para el atleta natural que desea aumentar su masa muscular es seguir alguna rutina donde por lo menos entrene cada grupo muscular 2 veces por semana, rutinas como una torso pierna, una fullbody para hipertrofia de 3 días, o una rutina como la que tenemos en nuestro sitio serían muy buenas opciones:
Ejercicios para ganar masa muscular de 4 días
Fullbody hipertrofia

7 Abusar de ejercicios aeróbicos: Si bien son muy importantes para nuestro acondicionamiento general, abusar de los mismos no ayudará mucho si el objetivo es el tamaño muscular, el cardio tiene su lugar pero es más indicado cuando necesitamos definición o quitarnos algunos kilos de más.

8 Entrenar con sesiones muy largas: Cuando entrenamos por más de una hora el entrenamiento pierde intensidad y terminamos agotados, si buscas músculos más grandes no busques el agotamiento, aléjate de las sesiones con muchos ejercicios que te dejan por el piso, tendrías que acabar tu rutina en 45 minutos o una hora como mucho y salir con energía de reserva.

9 No entrenar con intensidad: Para activar el crecimiento muscular debemos entrenar intensamente, estamos hablando de estar cerca del fallo o llegar a al mismo pero en la última repetición y de la última serie. Este punto va ligado al anterior, si entrenamos intenso no podremos hacerlo por mucho tiempo, por eso una sesión intensa ronda los 45 minutos aproximadamente con 6 ejercicios bien realizados.

10 No entrenar bien las piernas: Cuando no trabajamos bien el tren inferior es muy difícil que se pueda aumentar mucho el resto del cuerpo, también estéticamente es muy gracioso ver torsos grandes y piernas flacas, suele pasar con gente que usa esteroides y no entrenan bien las piernas que tienen un gran pecho y espada amplia y patas de pollo, pero un natural con buenas piernas también posee un buen torso.
Cuando trabajamos duro en sentadillas y peso muerto repercute en todo nuestro cuerpo ya que al realizar estos ejercicios se liberan grandes cantidades de hormonas y vamos a aumentar no solo nuestros muslos sino que se incrementa la musculatura en forma global.
SI somos fuertes en los ejercicios de piernas seremos fuertes con los ejercicios de torso.
Hay un secreto que dice que cuando crecen nuestras piernas lo hacen también nuestros brazos.
Si te fijas con atención cuando tienes buenas pantorrillas también tienes buenos brazos, el cuerpo es una máquina perfecta y es muy importante buscar la simetría.

11 No ser constantes con el entrenamiento: Saltarse una sesión por cuestiones de trabajo o un asunto impostergable es entendible pero si no entrenamos con constancia y esfuerzo muy difícilmente veamos resultados, en el camino por lograr una decente masa muscular debemos ser consistentes y perseverantes ya que los resultados no vienen de la noche a la mañana y cada sesión cuenta y los logros se van acumulando con el tiempo.

12 Obsesionarse con los brazos: Unas de las causas que hacen que cada año estés igual es darle demasiada importancia al entrenamiento de brazos y le restes importancia a los grandes grupos musculares que van a hacer que cambies realmente tu cuerpo, cuando tengas el pecho, las piernas y la espalda más grande tus brazos crecerán, así de simple.
No digo que dejes de entrenar los brazos ya que es un grupo muscular más pero controla la cantidad de series que haces para los mismos y no te excedas ya que su crecimiento depende en gran medida de los otros grupos principales y al ser un conjunto de músculos pequeños no necesitan tanto trabajo como un grupo muscular como las piernas.

13 No controlar las emociones: El stress, los nervios, la angustia, son algunas de las emociones negativas que impiden que aumentemos nuestra masa muscular, ya que nuestro sistema nervioso y metabolismo están muy relacionados con nuestras emociones, también cuando estamos mal psicológicamente perdemos el apetito y el entusiasmo para entrenar.


Diego Malleo
Instructor de Fisicoculturismo


Entradas relacionadas